Uber se reinventa: drones entregando comida en California

Actualizado: 18 de sep de 2019


Imagen: Uber Elevate Press.

El propósito es "ampliar el servicio de entrega con drones de Uber Eats de forma que podamos dar más posibilidades a un mayor número de clientes con pulsar un solo botón". Estas han sido las palabras pronunciadas por Luke Fischer, director de operaciones aéreas de Uber Elevate, a través de un comunicado en el que la compañía confirmaba las pruebas del nuevo sistema de entregas. Unas declaraciones que Fischer ha acompañado de su visión de la compañía: "consideramos que Uber está muy bien posicionada para enfrentarse a este nuevo reto, ya que podemos aprovechar la red de restaurantes y socios de reparto y la experiencia en aviación y tecnología de la filial dedicada al desarrollo del transporte compartido en vehículos voladores".


En este sentido, la compañía ya ha confirmado que está testando el reparto de drones con McDonald's en San Diego, California, e incluso ha añadido que es posible que la operativa se amplíe a más restaurantes de ahora en adelante.


Así lo aseguraban fuentes de la compañía durante la celebración del Elevate Aviation en Washington, momento en el que también remarcaron que no será el propio dron el que deje en la puerta del cliente el pedido, sino que el restaurante depositará los productos en el vehículo y este se lo entregará al repartidor en un lugar prefijado.


De esta manera, estaríamos hablando de una solución cooperativa entre humanos y robots, ya que, de momento, no se plantea que hoy por hoy los drones hagan la entrega, aunque no han descartado que puedan aterrizar en los parkings cercanos a la ubicación en la que se ha realizado el pedido.


¿Por qué realizar un reparto mediante drones?


La posibilidad de realizar repartos con drones traería un importante ahorro de costes, el aumento de la inmediatez, generaría fidelidad con los clientes, traería una logística más limpia y sostenible, ampliaría el mercado a zonas de difícil acceso o que se ubican en la periferia de las ciudades y supondría un punto de inflexión en cuanto a digitalización e innovación logística.

0 comentarios