Madrid Central: una parálisis que ha despertado el mal humor de Bruselas

Actualizado: 18 de sep de 2019


Gran Vía de Madrid. | Imagen: perfil de Instagram @carlavonc

No podemos olvidar la dureza de la Comisión Europea por el incumplimiento de la directiva el año pasado, al llevar ante el Tribunal de Justicia a seis países que no toman las medidas necesarias para lograr unas ciudades más limpias y responsables con el entorno.


Pero eso es algo que no han tenido en cuenta del todo en el nuevo Ayuntamiento, desde el que el propio José Luis Martínez-Almeida (PP), nuevo alcalde de la capital, ha afirmado de una forma muy contundente y clara que “Madrid Central tiene que dejar de existir”.


No es ninguna sorpresa, ya que solo se ha hecho realidad una de las medidas que defiende desde que comenzó su campaña electoral, y que ha seguido destacando tras las elecciones del 26 de mayo.


Sin embargo y a pesar de la insistencia de Bruselas, Almeida ha querido aclarar que lo que la Unión Europea exige "no es Madrid Central", sino medidas que den "resultados eficientes en la lucha contra la contaminación". En esta misma línea, en declaraciones ofrecidas a Televisión Española, el alcalde se reafirmaba destacando que "tenemos que dar alternativas de movilidad a los madrileños, no prohibiciones o restricciones".


Independientemente de todo ello, no se puede obviar que después de casi diez años superando los límites que fija la normativa europea contra la contaminación, Madrid Central podría ser clave para que España no fuera denunciada por la Comisión Europea ante el Tribunal de Justicia de la UE. De hecho, esta medida funcionó para dejar de ser un blanco fácil para la Comisión Europea.


A pesar de eso, el expediente no se archivó y España continúa siendo un país europeo al que no se pierde de vista. Así, según fuentes comunitarias, se vigila el cumplimiento de la normativa de calidad de aire, tanto en Madrid como en Barcelona además de la evolución de las medidas que tomará el nuevo Gobierno.


Madrid Central: ¿qué ocurrirá ahora?


Hasta el momento, la intención del nuevo Gobierno municipal es aprobar la fallida “Operación Chamartín”, un plan urbanístico que lleva fracasando más de 25 años y que actualmente recibe el nombre de “Madrid Nuevo Norte”. Almeida quiere aprobar cuanto antes este plan que transformará toda la zona norte de la capital. Otra de las medidas que quieren decretar cuanto antes se refiere al apagón en los semáforos de la A-5 en los próximos días, al haber obtenido resultados “completamente inútiles” y generando “atascos”.


Además, en el acuerdo de PP y Ciudadanos se recoge el compromiso de reconvertir Madrid Central "bajo el criterio de nuevas áreas de prioridad residencial aportando soluciones alternativas y complementarias de movilidad a todos los sectores de la población".

0 comentarios