Así se digitaliza la cadena del frío para obtener trazabilidad


La llegada de las nuevas tecnologías ha beneficiado especialmente al transporte frigorífico y las exigencias de este. El transporte de mercancías de frío necesita especial atención debido a su delicadeza, no solo tienen que estar en el momento preciso y en el lugar adecuado, sino que también requiere unas condiciones de transporte muy concretas, una exquisita planificación y un perfecto seguimiento en la cadena de frío.


Para asegurar la trazabilidad durante todo el proceso de reparto, muchas empresas han apostado por utilizar sistemas digitales que ayudan a mantener la calidad y el control de los productos durante todo el trayecto.


Gracias a estos sistemas telemáticos los transportistas pueden responder rápidamente a cualquier problema que surja. Algunos vehículos frigoríficos llevan integrados sensores en el compartimento de carga, por lo que se podría monitorizar la temperatura en el interior y ofrecer información en tiempo real sobre el mantenimiento de la cadena de frío durante el proceso de traslado de la mercancía.


También, estos sistemas pueden informar al conductor y al gestor de flotas de cuándo se supera la temperatura admisible e instalar otro tipo de sensores que pueden controlar otros aspectos del vehículo, como el estado de las puertas o el combustible.


Los impulsores de este sistema aún trabajan en el lanzamiento de unidades de refrigeración capaces de prevenir el calentamiento atmosférico y ser más respetuosos con el medio ambiente. Además, tienen como objetivo optimizar la demanda de alimentación eléctrica en los equipos frigoríficos.


Con todos estos avances en la digitalización se garantiza la llegada íntegra del producto y reducir los posibles daños en la carga, para así conseguir la satisfacción total del cliente a la hora de la entrega.


El sistema de gestión de flotas y monitorización


Este sistema tiene múltiples ventajas para los transportistas, dado que son soluciones adaptadas a cada vehículo que permiten al conductor consultar todas las opciones disponibles a través de pantallas inteligentes de última generación.


Estas aplicaciones muestran toda la información que pueda ser útil durante el trayecto, como las rutas más apropiadas en cada situación.


La monitorización ayuda especialmente al mantenimiento del vehículo, permite optimizar el consumo de combustible o saber en qué momento hay que realizar revisiones.


Además, la conectividad ayuda a la comunicación entre los conductores y sus bases por si surge cualquier problema durante el trayecto. El gestor de flotas conocerá en todo momento la posición del camión gracias al GPS que lleva incorporado. Todas estas ventajas son las que ofrecen una mayor visibilidad sobre la cadena de suministro.