El eCommerce transforma las cadenas de suministro


La tendencia del auge imparable del eCommerce, con su punto álgido en el último trimestre del año con el Black Friday y la Campaña de Navidad, está transformando en gran medida las cadenas de suministro, especialmente las omnicanales, impulsando la demanda de bienes inmuebles para uso logístico.


Así lo confirma la cuarta edición del Estudio ‘La logística en la era del eCommerce’ publicado por Mountpark Logistics, que arroja datos que reflejan que el comercio electrónico supone un reto en el presente y futuro inmediato de los centros logísticos.


Por otro lado, según datos de eMarketer, 2019 concluirá con un crecimiento del 14,5% en las ventas minoristas a través del comercio electrónico en Europa Occidental, con

la predicción de alcanzar los 3,5 billones de dólares de facturación a nivel mundial. En este sentido, se prevé llegar a nivel mundial a los 4,9 billones de dólares en 2021 y a los 6,5

en 2023.


Pese a esta constante evolución, las ventas online en Europa sólo representan el 10% de las ventas minoristas totales, por lo que existe un gran margen de mejora que probablemente impulsará a largo plazo el fenómeno del consumo en línea.


LAS CADENAS DE SUMINISTRO DEL FUTURO

La tendencia en el sector logístico se encamina a una estrategia minorista claramente

omnicanal durante los próximos años. Además, según recoge este estudio, cada vez se percibe mayor exigencia de los consumidores para entregas más rápidas y eficientes en los productos que adquieren en Internet. Por ello, los profesionales encuestados demandan apostar por redes de distribución flexibles, cercanas y eficientes.


Así, el 58% de los profesionales afirma que optaría por un minorista con más opciones de

entrega, en lugar de uno alternativo con menores opciones. Además, un 55% prefiere

disponer de las entregas en una hora en las zonas metropolitanas; mientras que un tercio

confiesa que revisa con frecuencia la política de devolución de un sitio de e-commerce antes de realizar una compra, lo que demuestra la importancia para los consumidores de los factores de confiabilidad, política de devolución y lealtad a la marca.


EL FUTURO DE LA LOGÍSTICA: ESPACIOS MÁS GRANDES Y CERCANOS


El nuevo paradigma de la inmediatez está acercando las cadenas de suministro a los

consumidores y, en consecuencia, impulsando las inversiones de capital en infraestructuras logísticas.


En este sentido, se prevé que la demanda de espacio logístico por parte de las

empresas se siga consolidando gracias al auge del comercio electrónico, con espacios de

mayor capacidad y principalmente de arrendamiento o hecho a medida (llave en mano), según recoge el Informe de Mountpark.


Con las tasas de espacios disponibles en su nivel más bajo en toda Europa, se hace

imprescindible trabajar de la mano de equipos experimentados para asegurarse el acceso a los mejores sitios estratégicos, cerca de los consumidores y a la mano de obra local.